sábado, 7 de junio de 2008

Contabilización de activos y pasivos ambientales en los entes descentralizados del estado Yaracuy

Contabilización de activos y pasivos ambientales en los entes descentralizados del estado Yaracuy

Lic. Sonmer Garrido Díaz

En nuestro país existe un Sistema de Cuentas Nacionales, definido claramente, que a su vez tiene incorporadas cuentas medioambientales que recogen por medio de sus rubros aquella contribución que de manera parcial realiza el medioambiente a la actividad económica.La manera de adecuar el sistema de cuentas nacionales y ambientales en la contabilidad de los Entes Descentralizados del Estado Yaracuy debe partir por:
La realización de un inventario de datos naturales que recoja como ya lo expresáramos anteriormente “la información acerca de los recursos naturales con que se cuenta y, en donde se involucren variables como población, producción, áreas urbanas y rurales, infraestructura vial, fabricas, áreas verdes, superficies de parques y ornatos.”Este inventario de datos naturales debe concatenarse con el sistema de cuentas nacionales, distinguiendo el patrimonio económico producido con los naturales producidos que son económicos y el patrimonio natural no producido y que no son económicos. Con ello se integra lo económico y lo ambiental y se compagina con el modelo propuesto por las Naciones Unidas y al cual se vienen adhiriendo, mediante proyectos pilotos, los países que conforman este foro internacional.
Distinguir el valor agregado de los factores usados en la producción y la venta del bien natural (productos forestales por ejemplo).Existen costos y beneficios económicos agregados, los cuales se expresan en la contabilidad en rubros que pueden ser diferentes a la contabilidad tradicional del ente. Requiere de un aporte científico y técnico que pone en primer plano la inversión en la calidad ambiental aunado a métodos y técnicas de producción y servicios cuyo fin es aminorar los impactos que giran en el entorno. Puede considerarse por ejemplo el uso mas eficiente de los insumos, alta calidad de los productos a través de condiciones rígidas. Igualmente el empleo de tecnologías para bajar los costos de producción por unidad del producto o por hectáreas. Por ello es necesario considerar qué elementos agregados van a permitir un significativo alcance de metas.Hay acciones diversas, unas complejas, otras sencillas en las cuales están involucrados los valores agregados. El fin es alcanzar productos o servicios diferenciados de su calidad natural.
Considerar la inversión realizada por los entes descentralizados en la preservación del medioambiente.Factores físicos – naturales, estéticos, culturales, sociales y económicos interaccionan con los entes descentralizados y con las comunidades en la que se encuentran insertados. A juicio de Fernández Cuesta, 1994, es necesario considerar la inversión que se realiza en la preservación del medioambiente tomando en cuenta los factores naturales de producción, sean éstos materias primas, combustibles, materiales para mantenimiento, etc, de carácter natural, tanto renovables como no renovables. Considerando a la vez aquellas variables de prevención de la contaminación, es decir de la alteración y degradación de la composición del medio natural (suelo, agua, atmósfera, flora y fauna) o cultural, por una modificación cuantitativa de alguno de sus componentes normales o por una modificación cualitativa con la aparición de nuevos elementos. Y tomando en cuenta a la vez aquellas variables de descontaminación y restauración del entorno vital (natural o cultural), a fin de eliminar, en la medida de lo posible, los daños ocasionados por el uso y abuso del hombre. Se debe conocer el conjunto de recursos que posee el organismo y hacia donde deben dirigirse en funciones ambientales. Si a factores naturales de producción, hacia la propiedad del ente, hacia un consumo gradual. Si las inversiones están relacionadas con la conservación y el ahorro del consumo de los recursos ambientales de los cuales es propietario el estado, o si están relacionadas con la conservación y el ahorro de los recursos ambientales ajenos o que sólo parcialmente son propiedad del organismo.
Seleccionar un sistema de medición adecuado.Le medición de los recursos naturales y del medio ambiente, es una etapa que debe ser considerada por la contabilidad ambiental ya que permite el alcance de eficiencia en la exploración de los bienes y servicios que no se miden porque no forman parte de ese grupo de bienes que no se negocian en el mercado. Y como uno de los objetivos de la contabilidad, es medir hechos económicos que afecten o involucren a las entidades, para brindar información relevante, fidedigna, confiable, oportuna, comprensible, objetiva e integra. Solo que esta medición, se ha realizado siempre atendiendo patrones monetarios y no considerando otras unidades como la energética, biológica, genética, etc., lo cual puede lograrse, si en el propósito, se incluyen equipos multidisciplinarios.El logro de medición de todos los componentes naturales, es posible si se contemplan los cuatro elementos, según Serna y Tobón, que conforman un sistema de medición: Instrumentos de medida, objeto de medición, base de medición y unidad de medición.Los entes descentralizados deberán invertir en tecnología, patentes, equipos, insumos, sustancias, entrenamiento y capacitación de su personal.Las mediciones son fundamentales porque las mismas contribuyen a evitar, reducir y tratar los desperdicios y las emisiones.“La contabilidad ambiental orientada a las medidas de protección al medioambiente, pretende medir todos los recursos de capital natural comprometidos en el proceso productivo” Bravo, 1997,. Por eso es necesario que en las gestiones institucionales entre otros pasos se establezcan los criterios que tienen que ver con la cuantificación y medición cuando sean necesarios o correspondan.La medición es necesaria y por eso aparece como una de las características fundamentales en la conceptualización de la contabilidad ambiental ya que una de las prioridades es medir el agotamiento de los recursos naturales y medir la degradación del medioambiente.
Seleccionar un sistema de valoración adecuado.“El objetivo de los métodos de valoración monetaria es estimar las variaciones del bienestar, producto del cambio de los patrones de calidad en el medio ambiente. La valoración es un complemento de la evaluación de las políticas medioambientales, puesto que es necesario la cuantificación de las unidades físicas en unidades monetarias, para efectos de homogeneización y permitir expresar los cálculos en términos económicos. La metodología de cuantificación debe seguir ciertas pautas enmarcadas por principios éticos y morales”. Mendiburu.Ya lo mencionamos con antelación que la Norma Internacional de Contabilidad, N.I.C. 1, “Presentación de Estados Financieros”, considera que las bases de Valoración al preparar los estados financieros son el coste histórico, importe en libros, valor realizable, valor razonable o valor actual; conceptos que tienen tratamientos apartes en N.I.Cs., específicas como por ejemplo el Importe en Libros y el Valor Razonable o Valor Actual, en la N.I.C. 40, Inmuebles de Inversión. El Valor Realizable en la N.I.C. 2, Existencias.Asimismo, la Norma Internacional de Contabilidad, N.I.C. 37, Provisiones, Activos Contingentes y Pasivos Contingentes, destaca parágrafos que tienen relación con la Valoración y reconoce que la cantidad contabilizada como provisión es la que hay que considerar a efectos de cancelar las obligaciones que de tal provisión se hayan derivado. A todas estas, al seleccionar un sistema de Valoración adecuado, se han de considerar los postulados de las Normas Internacionales de Contabilidad referidos y si no son suficientes, seleccionar el método mas cónsono y que satisfaga los requerimientos que permitan soluciones favorables.
Definir procedimientos de control en el seguimiento al uso y deterioro de la naturaleza.Los controles ambientales minimizan los riesgos y los impactos ambientales. Para los entes descentralizados del Estado Yaracuy se debe establecer una especie de decálogo, como practica constante en el compromiso ambiental.Los procedimientos de controles deben estar incorporados en todas las fases de las actividades a realizar. A su vez es recomendable consolidar un equipo técnico profesional especializado para el desarrollo de programas de control ambiental, minimización de riesgos y de entrenamiento para los empleados en prácticas y procedimientos de control ambiental.De la experiencia de paises que han establecido controles, se desprende la existencia de procedimientos estándares que reflejan la información pertinente y que el o los promotores requieren para el tipo de actividad a implantar.A continuación se transcriben procedimientos implantados en el Ayuntamiento de Vitoria – Gasteiz, amparado en la Ley 3/98 General de Protección del Medio Ambiente de la Comunidad Autónoma del País Vasco, inspirada en la Agenda 21 de la Comunidad Europea; manual que es editado con “la idea de asesorar al promotor en el cumplimiento de los trámites necesarios para el adecuado control ambiental de las actividades a autorizar en su ámbito de actuación”.
Los procedimientos se describen atendiendo mas o menos los siguientes contenidos:
Objeto o finalidad y características generales.
Tramitación:- Fases.- Plazos.- Actuaciones del solicitante o promotor.- Actuaciones y competencias de la AdministraciónPara dar a conocer rápida y visualmente los trámites a seguir y las gestiones a realizar por cada entidad interviniente se aportan diagramas o esquemas de flujo.
Documentación a aportar por el promotor- Contenidos principales. - Recomendaciones prácticas para la elaboración de los estudios e informes requeridos.
Legislación de observancia.- Referencia de la normativa aplicable procedente de los ámbitos local, autonómico, estatal y comunitario.
Listado de obras, proyectos y actividades concretas sometidas.El texto se completa con un Anexo que recoge la bibliografía consultada y las principales disposiciones legales de aplicación.
Construcción de conceptos como Activos, Pasivos y Costos Ambientales, incluyendo inventarios; propiedades, plantas y equipos y diferidos.Partiendo del Sistema de Contabilidad Ambiental y Económica Integrada de la ONU; método que ha sido creado para la articulación y estructuración de Cuentas Nacionales y Ambientales, que describan la relación entre el medioambiente y la economía y que busca coherencia para la información ambiental, se pueden construir conceptos de Activos, Pasivos y Costos Ambientales.En esta construcción se debe estar claro que siempre habrán de prevalecer las redefiniciones ya que las aplicaciones atenderán aspectos parciales de problemas complejos; ello porque no existen estandarizaciones que sean aplicables de la misma forma por todos los países. Los problemas y las necesidades han de diferenciarse.En los Activos se deben incluir aquellas cuentas que representan bienes que serán utilizados para la preservación, protección y recuperación ambiental. Su contabilización ha de darse por separado para permitir un análisis o evaluación de las actividades ambientales.Constituyen Activos Naturales: Agua, Bosques, Suelos, Plantas Ornamentales, Plantas Medicinales, Inversiones, Herramientas, Maquinarias e Instalaciones que posibiliten la reducción de residuos contaminantes durante los procesos productivos, Bienes no Comerciales, Animales, etc.En la clasificación de los Activos se han de considerar aquellos no producidos que son económicos y no producidos que son económicos.Los no producidos que son económicos son aquellos que son objeto de utilización económica, no forman parte del proceso de producción dirigida, su proceso es natural; existiendo sobre ellos un derecho de propiedad o de explotación por parte de los particulares o de las unidades institucionales publicas. En esta clasificación de Activos están la tierra y el suelo cuyo dominio esta en poder de particulares bajo modalidades de ocupación o mediante titulación.Igualmente los recursos del subsuelo, como yacimientos comprobados y cuya explotación se convierte en una actividad económica. Por lo general su explotación obedece a contratos de concesión.Asimismo los bosques naturales destinados a la producción de madera u otros bienes y servicios.Los recursos hídricos destinados al uso productivo (irrigación de la tierras cultivada, producción de energía eléctrica, servicios turísticos etc.)Activos Naturales No Producidos que no son Económicos :La propiedad no puede atribuirse a alguien en particular. Comprende aquellos activos naturales no explotados, ubicados en lugares inaccesibles como reservas supuestas de minerales, la selva virgen, animales silvestres, los peces en los mares y los océanos, los recursos hídricos que con el nivel dado de tecnología no pueden ser objeto de explotación económica, y el aire.Los Pasivos Entendiendo la difinición tradicional de Pasivo, se constituyen en obligaciones que se contraen en función de preservar y proteger el medioambiente. Se originan por los gastos de idéntica naturaleza que han nacido de períodos anteriores o que nacen en el período actual.Comprende aquellas adquisiciones de bienes que se convierten en obligaciones o en el surgimiento de riesgos en caso que los gastos lleguen a efectuarse. Bertona (2001), define al Pasivo Ambiental desde dos perspectivas:Natural: El pasivo ambiental esta “asociado al deterioro de los ecosistemas o de sus componentes, a través del impacto generado por cuestiones naturales como antrópicas”.“Este pasivo ambiental también se puede calcular en función de las necesidades del dinero o energía para sanear un determinado medio contaminado”.“Antrópica: es cuando se mide con identificadores antrópicos, es decir, dinero necesario para revertir los casos de contaminación o degradación. (s/p)”.Por su parte Atristain, P. y Álvarez, R. (1998), sostienen que los pasivos ambientales “son una combinación muy particular de pasivos estimados y pasivos contingentes, debido a que no se puede conocer con claridad al reclamante, llamados coparticipantes, porque participan en cierta medida de los efectos derivados de las operaciones de la entidad”.También establecen que la consideración de riesgos es fundamental debido a escenarios optimistas y pesimistas y para ello se deben desarrollar rangos realistas de pérdidas que de ser probable se castigarían a los ingresos del período. Tal previsión pueden ser explicados en notas revelatorias.La identificación y valuación de los pasivos ambientales, no es reflejada en la mayoría de las organizaciones ni siquiera en las notas informativas, constituyéndose ello en un problema de información proporcionada a los usuarios y que es producto del desconocimiento; pero que afectan sus flujos y sus utilidades.